El Clown de hospital llegó mi vida, no fue algo que busqué.

Fueron otras personas las que me dijeron: Alicia, ¿no has pensado en hacer esto?.

Y a la tercera llegó la vencida.

Tras haber colaborado con otras asociaciones y recibir formación en la materia, empezó a crecer el deseo en mí, de llevar del arte del clown a otros ámbitos, de darle otro sentido, de ofrecerlo allí donde no es esperado pero sí necesario. Y así nace Solrisas, junto a otras personas con el mismo deseo.

 

Centramos nuestra labor principalmente en Hospitales de Valladolid. En el 2018 realizamos el proyecto “Me río Ortega” para adultos, dentro de las áreas de Psiquiatría y Diálisis del hospital de Valladolid al que hace un guiño el nombre de nuestras “Visitas Payasas”. La evaluación de la actividad fue excelente por ambas partes y esperamos retomarlo pronto.

Entonces se nos abrió la oportunidad de visitar Pediatría, labor que nos ha conquistado, que continuamos haciendo y para la cual seguimos formándonos, esperando entrar pronto, con nuestro proyecto “Cliniclown”, en otros espacios pediátricos del Hospital Clínico Universitario.


Esta faceta de mi profesión, como dije, me encontró. Con el tiempo he descubierto, que los payasos y payasas humanizamos los espacios que visitamos, pero también, que está labor nos humaniza.


Podéis seguir nuestra actividad en:

www.solrisas.org