Alicia Sanz es comedianta, actriz especializada en clown y bufón. Inicia su aprendizaje en el aula de Teatro de la Sala Ambigú en Valladolid. Posteriormente y tras realizar otros cursos breves de teatro, se traslada a Madrid e inicia su formación en Interpretación Gestual "El Cuerpo Poético " de Jacques Lecoq, en la escuela de Mar Navarro y Andrés Hernández. 

 

Se ha especializado en clown de la mano de grandes como Eric de Bont, Philippe Gaulier, Gabriel Chamé, Antón Valén, Alex Navarro, Caroline Drean o Antón Valén. 

En un viaje posterior a Francia explora el mundo de la voz en Roy Hart Theatre school.

    

Desde sus inicios , centra la mayor parte de su carrera profesional en la creación de espectáculos multidisciplinares propios, donde combina sus textos y canciones con otros universos poéticos en clave de clown. Algunas de sus creaciones son:

“Galeano, Cortazár y otra recetas“, “Cantacuentos Cantinela”, “Si todo fuera coser y cantar”, “Amor a todo gas”, "¿Qué le pasa a una payasa cuando el arroz se le pasa?", "El Desconcierto" o  "Magia Potagia, Pata de Cabra" o “Cantaclown” ( este último en fase de creación).

Con estas producciones ha trabajado en multitud de teatros, festivales, programaciones culturales y eventos.

     

Entretanto, se va desarrollando también profesionalmente como presentadora cómica de espectáculos, galas y eventos.

 

Su trayectoria siempre ha ido ligada a la música, en sus propios espectáculos y colaborando con otras compañías. Cabe mencionar su participación como letrista y cantante en el dúo de música electrónica Rara, quedando finalistas en Bilborock 2008. Ha sido corista, compositora e intérprete musical de las obras: “ Manzana, Naranja y Fresa” de Abitah Danza y “400.001 mil millones de Estrellas” de Luciérnagas Teatro ( esta última también es dirigida por ella).

Hoy en día, lleva a los escenarios sus canciones gracias a “La verbenera”, banda que comparte junto a otros músicos de su ciudad.


En 2010 inicia su andadura como asesora teatral de creadores escénicos, de la mano de Isa Sanz, en su performance "Sangro pero no muero" y en el 2017 comienza a acompañar a diferentes artistas en sus procesos de creación escénica.


Caber destacar también la labor pedagógica que desarrolla en sus talleres de teatro, canto creativo, movimiento y clown desde hace años, tanto para adultos como para niños; y que se hace extensible en la actualidad al mundo del bufón.


Desde febrero colabora estrechamente con Solrisas (asociación de payasas/os de la que también es fundadora), como payasa, formadora y coordinadora de proyectos. (www.asociacionsolrisas.es).



"Alicia Sanz, es la gamberra más clown de este lado del Pisuerga. Basta con acudir a una actuación suya para hacerte terriblemente fan de su personaje. El "terror" de lo niños y la delicia de los mayores." 

Jesús Puebla




© Fotografías Isa Sanz y Carolina Pérez.